Magro en salsa de vino y tomillo

Las salsas ofrecen todo un mundo de posibilidades y combinaciones con todo tipo de carnes, de hecho este plato de magro en salsa de vino y tomillo es típico cocinarlo con carrilladas bien sean de ternera o de cerdo, pero aún reconociendo que es una carne deliciosa y muy tierna, no es que sea uno de los cortes más apreciados en casa. Lo que sí somos, es entusiastas de mojar pan en una buena salsa, y esta es una locura.

¡Vamos a ello!

Ingredientes:

  • 800 grs. de magro (mejor si es ibérico)
  • 1 Cebolla
  • 5 dientes de ajo
  • 1 Puerro
  • 1 Zanahoria grande o 2 pequeñas
  • 2 o 3 Hojas de laurel
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil fresco
  • 500 ml. de caldo de carne o 500 ml. de agua con 1 pastilla de caldo concentrado.
  • ½ vaso de vino tinto
  • 1 Cucharadita de maicena
  • Aceite de oliva virgen extra

 

 

Elaboración:

En un plato amplio o fuente salpimentamos la carne.

Cubrimos el fondo de una cazuela con el aceite y calentamos. Cuando haya cogido temperatura sofreímos ligeramente la carne para sellarla y reservamos dejando el aceite en la cazuela.

Picamos la cebolla, el puerro y la zanahoria e incorporamos a la cazuela. Pochar durante unos minutos hasta que estén tiernas.

Agregar los dientes de ajo picados y removemos.

Incorporamos las hojas de laurel, el perejil fresco picado y la cucharada de tomillo seco. Pochar durante unos minutos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agregar la carne que habíamos reservado.

Y seguidamente cubrimos con el caldo. Dejamos hervir tapado a fuego medio-bajo durante 30 o 40 minutos.

Diluimos la maicena en el vino tinto y lo agregamos. Remover para integrarlo.

Tapar y dejar hervir durante 15 o 20 minutos a fuego lento. Probar de sal por si hubiera que rectificar.

Por último, sacar la carne dejando la salsa dentro de la cazuela y batir con la batidora (de esta manera quedará una salsa espesita), volver a introducir la carne en la salsa. ¡Y listo para servir!

Preparad una buena barra de pan y… ¡buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *