Bizcocho de calabaza

En casa nos gustan mucho los bizcochos, casi todas las semanas cae alguno. Esta semana ha sido un bizcocho de calabaza, muy jugoso, tierno y mullido. ¡Nos ha encantado! La calabaza le aporta humedad por lo que se conserva muy bien durante varios días… si es que llega, claro.
¿Os venís conmigo a la cocina?

Ingredientes:
(Para un bizcocho grande)

  • 400 grs. de calabaza
  • 400 grs. de harina de repostería
  • 400 grs. de azúcar
  • 2 sobres de levadura en polvo
  • 4 huevos
  • 150 ml. de leche
  • 150 ml. de aceite de girasol

 

(Para un bizcocho mediano)

  • 250 grs. de calabaza
  • 250 grs. de harina de repostería
  • 250 grs. de azúcar
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 80 ml. de leche
  • 80 ml. de aceite de girasol

 

Precalentar el horno a 180º y engrasar un molde con mantequilla o también lo podéis untar de aceite y espolvorear con harina.
Yo hice el bizcocho grande, aunque en la foto de los ingredientes se escapó un huevo (le dio vergüenza salir en la foto). Y utilicé un molde de 26 cms. de diámetro.

Elaboración con thermomix:

Una vez pelada y troceada la calabaza, la asaremos en el microondas tapada con un film hasta que esté blandita, (aproximadamente 10 minutos).

En el vaso del Thermomix incorporar el azúcar, la leche, los huevos, la calabaza y el aceite. Programar 1 minuto, velocidad 6.

Seguidamente agregamos la harina y la levadura. Programamos otra vez 1 minuto velocidad 6.

Vertemos en el molde que habíamos engrasado, metemos al horno hasta que esté cocido.

 

Elaboración tradicional:

Una vez pelada y troceada la calabaza, la asaremos en el microondas tapada con un film hasta que esté blandita, (aproximadamente 10 minutos).

En un bol batiremos los huevos y el azúcar hasta doblar su volumen.

A continuación agregaremos la leche y el aceite, seguimos batiendo.

Incorporamos la calabaza previamente triturada y mezclamos con cuidado, hasta que se integre.

Tamizar la harina junto con la levadura e incorporar poco a poco mientras batimos con movimientos envolventes.

Vertemos en el molde que habíamos engrasado, metemos al horno hasta que esté cocido.

Una vez lo hayáis sacado del horno y esté frío, espolvorear con azúcar glass.

 

¡Espero que disfrutéis esta delicia de bizcocho!

Fuente de la receta: Recetas de Pipi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *