Pastel de calabacín

Sabemos que es imprescindible incluir verduras en nuestro menú diario, pero no tiene porque ser monótono ni aburrido, para ello es esencial la variedad a la hora de cocinarlas, hoy os explico cómo hacer un rico pastel de calabacín. Como podéis ver este pastel entra por la vista y por supuesto también por el paladar. Es muy fácil de hacer y seguro que hasta los más pequeños de la casa os ponen buena cara cuando se lo presentéis…

¡Vamos a la cocina!

Ingredientes:

  • 3 Calabacines (medianos)
  • 2 Carlotas
  • 1 Cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal

(Para la bechamel)

  • 2 Tazas de leche entera (yo he puesto semidesnatada con un chorrito de nata)
  • 2 Cucharadas de mantequilla
  • 1 Cucharada de harina
  • 1 yema de huevo
  • 80 grs. de queso rallado (yo he utilizado mozarella)
  • Pimienta
  • Sal
  • Nuez moscada

 

Elaboración:

Picar la cebolla y la carlota, sofreír en una cazuela con el aceite durante unos minutos.

Añadir el calabacín cortado en rodajas junto con el perejil. Sazonar y rehogar durante unos minutos a fuego medio removiendo de vez en cuando hasta que veamos que el calabacín quede tierno y reservamos. No lo hagáis demasiado, ya que luego va al horno.

Para la bechamel:

Poner la mantequilla en la cazuela esperar a que se derrita e incorporar la harina, mover continuamente con unas varillas hasta que veamos que coge color (cuidado no se queme, si no quedará amarga).

Seguidamente incorporar poco a poco la leche sin parar de remover, mejor si está a temperatura ambiente o tibia. Dejar a fuego medio para que reduzca durante ocho o diez minutos, removiendo de vez en cuando. Poco a poco irá espesando, si observáis que se agarra en el fondo, bajar el fuego. Agregar la sal, la nuez moscada y la pimienta al gusto.

Añadir la yema y el queso rallado, mover durante unos minutos para que se integre y apartar del fuego.


Montaje del plato:

Poner un poco de bechamel en el fondo de una fuente apta para horno, a continuación extender una capa del calabacín y encima de esta otra de bechamel y así repetidamente alternando hasta acabar con una última capa de bechamel por encima.

Introducir en el horno al baño maría, a 190º con calor arriba y abajo, durante 40 ó 50 minutos. Podéis pinchar con un pincho o brocheta para saber si está hecho.

¡Buen provecho!

Fuente de la receta: Cocina con Carmen Youtube

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *