Bizcocho de naranja relleno de chocolate

Este bizcocho de naranja relleno de chocolate, no dura nada en el plato. ¿Será porque es tierno y jugoso? ¿O quizás, será por el relleno de chocolate? El caso es que ha sido un visto y no visto.

Para elaborar el bizcocho, he utilizado buttermilk o suero de mantequilla, que lo hace más tierno todavía. Os dejo el enlace Aquí para ver cómo se hace, aunque también lo podéis comprar, pero su elaboración es tan sencilla que no os costará nada elaborarlo en casa.

Poned el horno a calentar que nos ponemos en marcha.

Ingredientes:

(Para el bizcocho de naranja)

  • 250 grs. de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 Huevos (temperatura ambiente)
  • Ralladura de naranja
  • El zumo de una naranja
  • 250 grs. de azúcar
  • 100 ml. de aceite de girasol
  • 120 ml. de buttermilk o suero de mantequilla*
  • 1 pizca de sal

 

(Para el relleno de chocolate)

  • 1 Tableta de chocolate negro de repostería (yo he utilizado Nestlé Postres)
  • 4 o 5 Cucharadas soperas de leche
  • 50 grs. de mantequilla (temperatura ambiente)

 

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde con mantequilla o bien con aceite y espolvoreamos un poco de harina.

 

Elaboración con Thermomix:

Con el vaso bien seco, pulverizar el azúcar, velocidad progresiva.

Añadimos la corteza de naranja y también la pulverizamos.

Incorporar el zumo de naranja y los huevos, programar 3 minutos, 37º, velocidad 5.

Echar el aceite y el buttermilk, mezclar 5 segundos, velocidad 4.

Agregar la harina, la levadura y la sal, mezclar 15 segundos, velocidad 3. Terminar de mezclar con la espátula con movimientos suaves y envolventes.

Elaboración tradicional:

Batir los huevos en un bol hasta que adquieran consistencia y doblen su volumen, incorporar el azúcar, la ralladura de naranja y seguir batiendo.

Seguidamente echar el zumo de naranja y remover.

Agregar el aceite y el buttermilk, mezclar.

Incorporar la harina tamizada, la levadura y la sal, mezclar con movimientos suaves y envolventes.

 

 

Verter en el molde que teníamos engrasado y hornear durante 30 minutos aproximadamente a 180º. Pinchar con un palito para saber si está hecho.

Una vez fuera del horno dejar enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto preparamos el relleno de chocolate. Fundir el chocolate al baño maría o en el microondas en tiempos cortos para no quemarlo. Cuando esté fundido, incorporar la mantequilla, la leche y remover para que quede todo integrado.

Con una lira o un cuchillo largo bien afilado (yo lo he hecho así) cortar el bizcocho por la mitad, separar las mitades con cuidado de no romperlo y rellenar con la crema de chocolate que hemos hecho antes y volver a montar.

Si os sobra chocolate podéis ponerlo por el contorno del bizcocho, de esta manera no se verá el corte. Espolvorear por encima azúcar glass.

Y ya estará listo.

¡Buen provecho!

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *