Brochetas de pollo marinadas

Tenía muchas ganas de publicar una receta como esta. Una receta de esas que se hacen sin sentir. Eso sí, tenéis que tener la previsión del marinado, ya que necesita unas cuantas horas para que el pollo se impregne de todos los aromas y queden unas brochetas de pollo marinadas deliciosas. Es un plato muy sencillo, el día antes haremos el marinado y justo antes de comer cocinaremos las brochetas a la plancha o a la barbacoa.

¡Vamos allá!

Ingredientes:

  • 600 grs. de pollo troceado sin piel (puede ser muslo deshuesado y pechuga)
  • El zumo de 3 naranjas (o el suficiente para cubrir el pollo)
  • 2 dientes de ajo picados o 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 ½ cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 1 cucharadita de jenjibre molido
  • Pimienta al gusto (recién molida)
  • 1 ajo puerro
  • 1 zanahoria pequeña
  • Sal

Para el marinado he utilizado zumo de naranjas recién cogidas, de naranjasLu, una empresa familiar que durante cuatro generaciones se han dedicado al cultivo exclusivo de naranjas y donde se nota el mimo y el cariño que ponen en su trabajo, ya que tienen un producto magnífico.

Elaboración:

En un bol o tupper amplio pon el zumo de las naranjas, añade la miel, el jengibre, el ajo picado o el ajo en polvo, la pimienta y remueve muy bien.

A continuación incorpora el pollo troceado, tapa y deja en el frigorífico entre 8 y 12 horas.

Cuando vayas a preparar las brochetas, si estas son de madera conviene meterlas un ratito en agua para que al ponerlas en la sartén o en la parrilla no se quemen.

Saca el pollo del macerado, déjalo sobre un escurridor para que elimine el exceso de líquido. Insértalo en las brochetas y reserva.

Con un colador, cuela el líquido del macerado para retirar los trocitos de ajo o por si hubiera quedado algún trocito de pollo y reserva.

Pica el ajo puerro y la zanahoria, sofríe con un poquito de aceite en una sartén.

Cuando la verdura esté tierna, echa el líquido que hemos colado anteriormente y un poquito de sal. Remueve y deja a fuego bajo unos 15 o 20 minutos.

Una vez haya reducido, tritura con un batidor y reserva. Esta salsa servirá de acompañamiento para las brochetas.

Ahora solo queda, sazonar y cocinar las brochetas a la plancha o a la parrilla, girándolas para que se doren por todo.

Acompáñalas con la salsa. ¡Quedan riquísimas!

 

¡Buen provecho!

Guardar

Guardar

Guardar

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *